Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Tiza y Carbón
Blog de robertobongiorno
img
10 de Marzo, 2008    General

Introducción - Profesor Guillermo M. Batista

EL PRIMER TRAZO DE LA PRIMERA PINTADA TODAVÍA NO SE TERMINO DE ESCRIBIR.

 

Ante todo debemos aclarar que  Pintadas en el  peronismo no pretende convertirse en una Historia desde el orígen de estos testimonios hasta la actualidad, inserta a su vez en una mucho mas ambiciosa que le sirviera de marco: las pintadas políticas de nuestra Historia Contemporánea.

 

Y no lo es porque en primer lugar se hubiera  transformado en una tarea ciclópea y considero (al igual que el autor) innecesaria, ya que se convertiría en un intento vano, o, en el mejor de los casos enciclopedista, que solo acumularía datos con un rigor  matemático.

Y, en segundo lugar, lo que es mucho mas importante,  al ser planteado como un trabajo de investigación, con un enfoque orientado a conservar la memoria social, pretende aportar  y porque no instalar, una mirada diferente de la Historia del Peronismo,  diseñando a través de una “línea de tiempo” subjetiva (como todo trabajo encarado  desde la perspectiva de las disciplinas sociales), un acercamiento a este fenómeno social de masas.

 

Estas paredes cada una a su tiempo, fueron primero pintadas, luego en un continuo político e ideológico, retratadas, con un sentido casi arqueológico, porque sus autores originarios quisieron dejar su  huella, marca, registro.

Despertando en los “lectores” ocasionales, memorias, veneraciones, temores, reflexiones.

 

“La fotografía…(se define) como una aparente paradoja: la de recortar un fragmento de la realidad, fijándole determinados límites, pero de manera tal que ese recorte actúe como una explosión que abre de par en par una realizada mucho mas amplia, como una visión dinámica que trasciende espiritualmente el campo abarcado de la cámara”.[1]

 

La pregunta que surge natural es: ¿Una imágen vale mas que mil palabras?, y la relación con este tema está precisamente en el enfoque del trabajo sustentado en las  pintadas a las cuales accedemos mediante el  retrato.

Estas imágenes se leen, y, al no ser inocentes establecen un fuerte vínculo con nosotros, representando y quizás también representándonos por acción u omisión histórica; están desbordando el discurso con su creatividad, “nos miran” y se transforman en elementos activos de la cultura, en tanto esta última sea tomada como “todo un modo de vida”.  

 

Mucho se ha escrito e investigado (y se sigue haciéndolo) acerca de la relación, (su construcción y perdurabilidad en el tiempo) de Juan D. Perón con aquella clase trabajadora que tenía acumulada una experiencia de lucha de casi cien años al momento de producirse los primeros encuentros con este coronel en el Departamento de Trabajo y Previsión devenido entre finales de 1943 y mediados de 1945 en Secretaría de Trabajo.

Esta relación fue acuñada entre el Líder y sus “descamisados”, con un lenguaje sencillo, llano y popular; desde un Estado que se preparaba para responder haciendo, pero también escuchando, lo cual le permitiría al obrero percibir que recuperaba su esencia como tal  al  ser reconocido, que dejaría de ser “el otro, bárbaro e incivilizado” para transformarse en un “nosotros” sin exclusiones.

Un “nosotros”, solidario, pasional, leal, que rompería con esa anomia proveniente de la profunda crisis generada por al Década Infame: económica, social y política, pero también y por sobre todas las cosas: moral.

 

El Líder con  su discurso, y los obreros organizados en los sindicatos, estos últimos devenidos en depositarios de una cultura popular, nacional y revolucionaria; irían construyendo juntos  una concepción del ser nacional y de la conciencia nacional, que, en nuestro proceso histórico se venían disputando en batallas por la memoria desde 1810:

 

“Trazado sobre el aporte involuntario de sus enemigos políticos, aquel obrero del suburbio, grosero y mal vestido, devino en ícono del triunfo popular y en una de las imágenes mas poderosas de la Argentina contemporánea: la del héroe positivo y romántico, que amparado en la bandera argentina signaba el fin del pasado oligárquico y anunciaba el advenimiento de un nuevo orden, guiando al pueblo hacia su destino de grandeza señalado por el Líder cautivo. Imágen de la ruptura y al mismo tiempo de la continuidad con la historia nacional, el descamisado peronista se erigía imaginariamente en heredero de aquellos otros héroes anónimos de la gesta emancipadora de 1810.”    [2]

 

Con enfoques economicistas o políticos, socio – culturales o de personalidad, de acuerdo al rol del Estado, etc.,  desde el liberalismo el marxismo o menos común, desde el propio peronismo.

Todas investigaciones tendientes a explicar y comprender ya sea los orígenes,  la  continuidad o sus consecuencias en la vida política nacional.

Se habló para ello de diferentes peronismos: “los cuatro peronismos”, “los años felices”, “el derrumbe de los setenta”, “el hecho maldito”, se lo califica de “incorregible”, “autoritario” o “revolucionario”.

Lejos de estas tareas encaradas por diversas disciplinas y/o corrientes historiográficas o sociológicas, económicas, etc., se ubica el texto de …pintadas.

 

El desafío de este trabajo, es permitirnos reflexionar, como decíamos en párrafos anteriores, desde otro lugar acerca de  estas antinomias en las cuales se debatía la nación al momento del surgimiento del justicialismo, y cómo ellas continuaron expresándose desde  las pintadas, íconos y símbolos a un tiempo, que nos rescatan del olvido, perduran y permanecen estableciendo un vínculo entre los hombres y mujeres protagonistas de sus y de nuestra Historia como Pueblo.

 

Roberto Bonggiorno y su equipo de investigación, nos proponen ya desde la primer pintada por ellos seleccionada, un recorrido por esas Historias de vida, provenientes de los sectores populares.

Si la tomamos a modo de ejemplo, podemos observar en ella  a dos hombres, trabajadores, que con una tiza en sus manos “garabatean Viva Perón” sobre un tranvía, a pocos días  de las elecciones de 1946.

Algunas de las preguntas que podemos realizarle a la imágen podrían ser: ¿posan para la foto?, ¿acaso fueron sorprendidos “in fraganti” en el momento justo de su actividad militante?, ¿qué los motiva en aquél preciso momento a dejar grabada su ideología?, ¿Perón les prometió solamente o, además cumplió con su palabra?, ¿lo conocieron personalmente?...

Preguntas que nos permiten ir reflexionando acera de la representación, y su persistencia en el tiempo, que por supuesto no obedecería a esa instantánea en sí misma.

Sin peronismo perdería sentido la imágen a la cual nos estamos refiriendo.

Pero, precisamente “ella”, sus autores, en tanto sujetos sociales, complementan y advierten necesariamente acerca  del entrecruzamiento de variables que nos permiten explicar los procesos históricos.

 

Las  pintadas  que estamos abordando en este trabajo nos muestran y nos demuestran, hechos que hacen Historia, porque “(…) las imágenes tienen vida histórica, migraciones de sentido, una dimensión temporal que les aporta densidad y una raigambre en la memoria colectiva (…)” [3]

El inicio de una acción política que devenida multitudinaria el 17 de octubre de 1945  de forma continua llega hasta hoy (no sin contradicciones), variable y dinámica, a convocar, a provocar al que pronto se transformaría en ”contrera”   quien también  traduciría en respuestas callejeras su desprecio y su ira.

Ante un  “otro” que devenido en sujeto social contestatario ocupa calles, paredes, plazas y escenarios vacíos durante años.

 

Las pintadas  que aparecen en el texto, a través de una línea  temporal imaginaria, describen  las transformaciones políticas y sociales en nuestro país, desde la óptica  del peronismo quien aporta sus miles de retratos difíciles de sintetizar.

 

Como en una película en continuado, aparecen los años felices del primer peronismo, el dolor y la bronca transformados en Resistencia durante casi dieciocho años; el retorno, breve, el derrumbe trágico con la larga noche de la dictadura genocida aún hoy con secuelas irreparables no solo para el peronismo sino para el conjunto de la sociedad Argentina.

También, debemos señalarlo, las contradicciones internas del gigante de masas capaz de incluir en su seno “derechas e izquierdas”, “socialismo y ortodoxias”, pero con doctrina e ideología siempre refugios desde donde colocar  en presente continuo las deudas sociales pendientes.

Los ’80 y los ’90, con las pintadas  profesionales, y también el continuo de las otras, las militantes, retratando tímidamente recuerdos, antinomias propias del SXXI global: Madonna no es Evita.

 

Transformándose cada una de ellas a su vez en vos y un grito, en consigna que evoca: esperanza, lealtad y anuncio.

Palabras que testimonian, dibujando el derrotero que nuestro país y el peronismo recorrieron con ausencias y responsabilidades compartidas hasta estos días de octubre del 2007.

No hay, no puede ni debe haber corte o “final de cuentas”, el primer trazo de la primer pintada aún no terminó de escribirse.

Al igual que la Historia y la Memoria, las paredes también son los lugares, donde la cultura popular, identitaria y social que representa el peronismo sigue escribiéndose.

Son testimonios exteriores, que nos alientan a construir un recuerdo, que en el caso del peronismo se consolida a partir  de la pertenencia a un mismo grupo, con características de duradero.

En él encontramos coincidencias, y podemos así reconstruir sobre una base común nuestra visión del mundo en tanto seres sociales que somos.

No faltan aquí los afectos y los sentimientos.

 

Este texto es un tejido que durante años, se realizó (y se realiza) caminando, fotografiando, en clave de militancia heredada en las casas, las calles, las plazas, por donde pasa la vida de su gente simple, trabajadora, ya que ellas constituyen un marco social y espacial, fundante y significativo.

Por donde transitamos todos, abigarrados, como clases, grupos, sectores o individuos indiferentes a lo cotidiano.

 

Es un tejido que como una telaraña de ladrillos, tizas, brochas y aerosoles nos atrapa desde una perspectiva original y originaria en la vos de quienes por muchos años no tuvieron vos.

 

La palabra escrita, inserta en este mundo de inscripciones, ayuda a conmemorar y perpetuar el recuerdo a través del espacio y el tiempo, los símbolos que de ella surgen a recrear la identidad colectiva contar las recurrentes políticas del olvido.

Por ello y para ello están las pintadas, resistencia anclada en los lugares de la memoria: las paredes.

 

                                                               Profesor Guillermo M. BATISTA



[1] En Córtazar, Julio, “Algunos aspectos del cuento”, en : Obra Crítica/2,Alfaguara, Madrid, 1994,p.371.

[2] En Gené, Marcela, “Un mundo feliz”, “Imágenes de los trabajadores en el primer peronismo 1946 – 1955Universidad de San Andrés, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires 2005, p. 65.

[3] En “Clase 1: Las identidades y la pedagogía: variaciones en torno a un campo de problemas”, FLACSO, Curso: “Identidades y pedagogía. Aportes de la imagen para trabajar la diversidad en la educación, Cuarta Cohorte, Buenos Aires, 2007, p. 6.

Palabras claves , , ,
publicado por robertobongiorn a las 13:07 · 2 Comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (2) ·  Enviar comentario
soy gabriela de Jp beraategui, este trabajo impecable realiado por el profesor Guillermo Batita nos muestra la forma mas activa de expresion del peronismo: las pintadas.
Ademas de hacernos ver desde la perspectiva cotidiana del ser peronista, desde sus raices hasta la actualidad, ser peronista por conciencia nacional, nos muestran hechos que hicieron historia, una recopilacion absolutamente unica y recomendable, un trabajo imperdible y formidable!
publicado por GABRIELA MELISA ALVAREZ SANTOS, el 09.12.2008 01:46
simpre por la causa nacional y popular peronista hasta los huesos gracias por enseñarnos a defender este peronista alejandro maidana jp berazategui
publicado por alejandro, el 13.05.2009 10:04
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Roberto Bongiorno

periodismo arte musica politica

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Noviembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (30)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
FULLServices Network | Blogger | Privacidad